Terapias alternativas

Hemos oído habla de ellas, sin embargo la pregunta es sencilla ¿Qué son las terapias alternativas de sanación?

El término "terapia alternativa" se usa para describir cualquier tratamiento o intervención médica cuya seguridad o efectividad para una enfermedad o dolencia específica no ha sido documentada científicamente

Hay numerosas terapias alternativas de sanación que tratan múltiples enfermedades, desde la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares, pasando por las migrañas, obesidad, dolores musculares y óseos hasta llegar a las enfermedades mentales.

Algunos ejemplos de terapias alternativas son la acupuntura, el uso de imágenes o meditaciones guiadas, la quiropráctica, el yoga, la hipnosis, el reiki, el biofeedback o retroalimentación, la aromaterapia, la relajación, las hierbas medicinales, los masajes y muchas otras.

¿Por qué son tan populares las terapias alternativas?

Muchas personas, especialmente, las que padecen enfermedades crónicas, buscan respuestas a preguntas sobre cómo manejar sus enfermedades. A veces, la medicina tradicional no puede darles respuestas y no puede curarles ni eliminar los síntomas. Las terapias alternativas muchas veces dan estas respuestas.

Por otra parte, las personas cada vez son más proactivas e intervienen más en las cuestiones de su propia salud. Gracias a la aparición de Internet, se dispone de mucha información a la que pueden acceder los enfermos.

Las personas leen esta información y deciden (con o sin ayuda de sus médicos) qué tipo de tratamiento consideran el mejor para ellos.

Muchas veces, las terapias alternativas de sanación parecen " fáciles" o "remedios rápidos." Sin embargo, esto no siempre es así. A continuación damos la información básica que es necesaria para tomar decisiones adecuadas sobre el tratamiento alternativo de nuestras enfermedades

¿Cómo podemos evaluar las terapias alternativas?

Aunque las terapias alternativas  pueden servir de ayuda en muchos casos, algunas pueden ser poco o totalmente inefectivas, caras e, incluso, peligrosas. La mejor manera de evaluar las opciones es formarse sobre el tema.

 Antes de iniciar una terapia alternativa de sanación todas las personas deben informarse sobre los siguientes puntos:

  •  ¿En qué consiste el tratamiento?
  •  ¿Qué está incluido en el tratamiento?
  •  ¿Cómo funciona?
  •  ¿Por qué funciona?
  •  ¿Tiene algún riesgo?
  •  ¿Tiene efectos secundarios?
  •  ¿Es efectivo? (deben solicitarse pruebas)
  •  ¿Cuál es su coste?

Una vez conocidas las respuestas a estas preguntas, debemos pensar en las opciones que tenemos y decidir si las ventajas son mayores que los riesgos de la terapia alternativa.

Si decidimos probar un tratamiento poco convencional, debemos asegurarnos de que nuestra salud y nuestro “bolsillo” no van a ser dañados. No debemos creer todo lo que nos cuenten sin cerciorarnos de su veracidad. Para comprobar la fiabilidad de la terapia podemos conectar con alguna organización y consultar con ellos sobre la terapia.

También podemos hablar de la terapia alternativa de sanación con la familia y los amigos. Aunque no siempre nos apoyan, pueden ayudarnos a tomar una decisión adecuada y objetiva sobre las terapias alternativas de sanación.

Asimismo es prudente hablar de la terapia con un médico de confianza. El médico debe conocer la terapia que estamos considerando para poder informarnos sobre las interacciones o efectos secundarios que pueden producirse con los tratamientos médicos que ya estamos recibiendo. El médico también puede informarnos sobre las experiencias de otros pacientes que han probado la misma terapia.

Es muy importante hablar con otros pacientes que hayan usado la terapia. Podemos preguntarles por sus experiencias con las terapias alternativas de sanación.

No podemos creernos solamente la información o las recomendaciones de las personas que administran la terapia. Es lógico que crean en ella y la recomienden. Debemos buscar nosotros mismos otras referencias y opiniones.

También podemos pedir referencias e información curricular de las personas que administran las terapias alternativas de sanación.

Es muy importante saber cuánto tiempo lleva impartiendo el tratamiento la persona que da la terapia y extraer más información sobre sus credenciales y sobre la filosofía de su tratamiento.

No debemos recibir ninguna de las terapias alternativas si la persona que la administra no desea trabajar en combinación o en comunicación con nuestro médico.

Debemos cerciorarnos de la ética profesional de la persona que va a administrar la terapia alternativa. Es decir, debemos confirmar que esta persona deriva a sus pacientes a un médico convencional cuando lo considera necesario.

Otro aspecto muy importante es saber lo que va a costar las terapias alternativas antes de empezarla. Los seguros generalmente no cubren las terapias alternativas, o sea que debemos saber cuánto dinero vamos a tener que pagar exactamente por el tratamiento completo.

Muchas compañías de seguros engloban dentro de sus servicios el pago de estas terapias, si bien es necesario autorizarlas con los terapeutas que ellos tienen en su cuadro médico.

Las terapias alternativas se centran en la salud de la mente y el cuerpo. Cuando tenemos problemas emocionales, el cuerpo reacciona con algún tipo de enfermedad o dolor.

Por ejemplo, si tenemos problemas con la pareja, puede dolernos la espalda, la cabeza, el estómago, etc., ya que el cuerpo expresa de una u otra forma lo que está afectando a su mente.

Además, algunas terapias alternativas de sanación se basan en la importancia de la relación entre mente y cuerpo. No se centran en eliminar los síntomas, sino en equilibrar la causa de los problemas que nos afectan.

7 terapias alternativas más utilizadas

1. Visualización. Es una técnica que utiliza la capacidad de creación de imágenes en la mente para curar el cuerpo. En la actualidad se usa en pacientes con cáncer para reducir los síntomas y para el manejo del estrés y la ansiedad. Evidentemente, estas terapias alternativas de sanación no tienen ningún efecto negativo. Sus efectos son siempre beneficiosos.

2. Meditación. La meditación nos ayuda a relajarnos física y mentalmente, permitiendo controlar los pensamientos y emociones. Es muy eficaz en pacientes con hipertensión, ansiedad, estrés, fibromialgia y asma. Tampoco tiene efectos secundarios dentro de las terapias alternativas de sanación.

3. Musicoterapia. En esta terapia se usa la música para conseguir estados de relajación. Es especialmente eficaz en pacientes con Alzheimer, autismo y depresión. También ayuda a mejorar la relajación corporal y a reducir el estrés. {Terapias alternativas de sanación}

4. Respiración. Aprender a manejar la respiración puede ser eficaz en pacientes que padecen náuseas y vómitos. También reduce la hipertensión y, por supuesto, la ansiedad y el estrés.

5. Oración. Aunque en estudios científicos no es fácil evaluar la espiritualidad, algunos estudios han encontrado resultados positivos en pacientes con cáncer y enfermedades relacionadas con la función del sistema inmune.

6. Acupuntura. Es una técnica que se basa inserción de agujas en diversas zonas del cuerpo con el fin de recuperar la salud y el bienestar del paciente.

7. Reiki. Dentro de las terapias alternativas de sanación es una de las más utilizadas para la recuperación de pacientes y como complemento en muchos tratamientos de enfermedades. Muchos hospitales ya prestan estos servicios de reiki, incluso algunos seguros médicos la incluyen dentro de sus tratamientos.

Las opciones para sanar la mente y el cuerpo son muy variadas con las terapias alternativas de sanación. Podemos experimentar con la terapia que mejor se adapte a nuestras necesidades sin tener ningún riesgo de efectos secundarios. La mente es muy poderosa y podemos convertirla en un gran aliado de la salud corporal.

¿Aprender Ho'oponopono?

Conoce el Ho'oponopono y descubre de forma sencilla como llevarto a tu vida

"El arte de sanar con el perdón"

Lo siento, te amo, perdona, gracias

Casa Feng Shui

¿Qué significa el número de la casa donde vives?

Conoce el número de tu casa y descubre como aprovechar las ventajas de la casa donde vives

La numerología y el feng shui, te ayudan a ser feliz